Seleccionar página

La salud depende de estar en armonía con nuestras almas” Esta atrapante frase que encierra tanta verdad pertenece al médico inglés creador del sistema floral de Bach. Ya sea que trate de Flores de Bach, Homeopatía, Reiki, Terapia de regresiones, Feng Shui, Aromaterapia, etc, estamos hablando de medicina no convencional.

La medicina convencional trata los síntomas de las enfermedades con el fin de paliarlos, aliviar de ese modo al enfermo, busca resolver el problema que está a la vista “atacando” lo que ve, que es la manifestación de la patología. De algún modo va “en contra” de la situación, si hay fiebre damos un antifebril, si hay inflamación un anti inflamatorio, si hay hipertensión, un anti hipertensivo será la solución! La solución???

La verdad es que no, pues solo estamos resolviendo el síntoma. La única y definitiva solución tiene que ver con buscar la causa de la enfermedad. Pasándolo en limpio, la medicina convencional es de gran utilidad para aliviar los síntomas e imprescindible en casos en donde se requiere una intervención quirúrgica, por ejemplo; solo que no nos brinda la sanación, nada nos asegura que el problema no regrese, porque no se ocupa de encontrar la causa del mismo.

Podríamos decir que es un virus? Una bacteria? Pero qué hace que en medio de una epidemia algunos individuos se contagien y otros no?

Las terapias complementarias pueden ayudarte a conocer a tu cuerpo, conectarte con el y auto-sanarte a ti mismo, aprenderás a escuchar a tu cuerpo y saber que necesita, como alimentarse bien, cómo aquietar tu mente y tener una salud mental y física ideal sin esfuerzo y naturalmente.